fbpx

“En Chile se preocupan más por obtener un certificado, que por ser realmente sustentables”

Europa Central es la zona de mayor desarrollo en temas de ahorro energético.

 

Nicolás Del Rio se graduó de Arquitecto en la Universidad Católica de Chile en 2001, pero previamente había realizado estudios de pregrado en el Politécnico de Milán, Italia. Luego de trabajar siete años en nuestro país, se fue a Inglaterra a cursar un Master en Arquitectura Sustentable en la Universidad de Oxford Brookes, en 2010. Al regresar a Chile se dio cuenta que el ahorro energético no era una preocupación al momento de construir y que la inversión en este aspecto aún era mínima.

En esta entrevista, Nicolás analiza la situación de nuestro país en materia de eficiencia energética y sustentabilidad, donde el avance ha sido lento, pero el interés va en aumento.

¿Cómo definirías sustentabilidad?
N.DR: Hay que ser súper concreto y no creer grandes historias. Sustentabilidad es el querer consumir la menor cantidad de energía al interior de la casa, pero aquí se está tomado netamente como eficiencia. Es decir, que tú pienses en un proyecto con un diseño que incorpore todas las variables del terreno y con materiales que te ayuden a reforzar eso, de modo que el consumo sea el mínimo. En esto están las estrategias pasivas, que es todo lo que uno puede hacer sin necesidad de caer en el sobre actuar, teniendo en consideración la orientación, la forma, la cantidad de perímetro y los elementos que son parte normal de la arquitectura, pero que no son considerados con la importancia que deberían tener, especialmente cuando se piensa en eficiencia.

¿Y hay estrategias activas?
N.DR: Claro, y se confunden mucho con la sustentabilidad, pero ellas son, por ejemplo, los paneles solares que sí son un aporte, pero las grandes ganancias se pueden conseguir mucho antes. Hoy se habla mucho de querer salvar el mundo, pero son pequeños pasos, que si están bien dados, son una alegría que se transmite a un posible cliente o habitante.

¿Y cuál es la importancia de la sustentabilidad aplicada a la ciudad?
N.DR: Probablemente es más relevante dentro que fuera de la ciudad. Lo que pasa es que cuando tú trabajas primero en paisajes naturales se te hace más evidente. Fuera de la ciudad el consumo de energía es más de uso temporal y por lo tanto, las necesidades son más bajas, pero por los porcentajes de gasto energético que tienen las ciudades -que son consumos permanentes-, es más relevante, por el mayor de tiempo de ocupación que tiene y los beneficios que se puedan obtener a mediano plazo.

En relación al resto del mundo, ¿cómo está Chile en esta materia?
N.DR: Está comenzando. Mi impresión es que hay un interés grande.Es un tema que todo el mundo maneja y que les interesa, pero no traspasa mucho más allá de eso. La gente se contenta con tener un certificado. No hay una predisposición real por invertir un poco más en un comienzo, para obtener beneficios a largo plazo.Y mi experiencia es que todavía hay mucha reticencia a hacer este tipo de inversiones, por lo que no se han generado grandes avances.

¿Qué te parecen los materiales que hay a disposición en Chile?
N.DR: Creo que no hay una amplia gama de materiales que ofrezcan más alternativas. Tenemos un mercado de materiales que es reducido y que tampoco permite proponer demasiado. Materiales aislantes hay más de mil marcas en el mundo y acá tenemos cuatro con suerte. Entre ellas Covintec.

¿Cómo ha sido tu experiencia de trabajo en el país?
N.DR: Cuando llegué a Chile mis primeros esfuerzos se volcaron en que todo fuera muy mezclado. Es decir, proponer que fueran construcciones ultra eficientes y súper arquitectónicas. Después de un tiempo me llené de frustración, porque uno propone y luego te hacen sacar todas las ideas pioneras (por plata, nervios, o inseguridad). Preferí separar estas dos cosas y creé una oficina de arquitectura y al mismo tiempo, controlaba una consultoría en eficiencia energética; de modo que ahora realizo un cruce de oficinas. Siempre trato de alguna manera u otra de crear proyectos sustentables de acuerdo a las posibilidades que me dan mis clientes.

La sustentabilidad a nivel mundial
Nicolás comenta que Europa central es pionera en la materia. Alemania, Austria y Suiza encabezan la lista de los países con los mayores estándares a la hora de certificar una construcción y son los que tienen más incorporada la sustentabilidad: “Cuentan con los recursos, la tecnología y la industria armada para esto. Son países en donde la calefacción se utiliza ocho meses al año. A diferencia de nuestro corto invierno, tienen mayor demanda”.

El Arquitecto agrega que “la certificación alemana es la que me hace más sentido. En Chile pesa la norteamericana, que importamos y usamos como una marca: la LEED”.A los ojos de Del Río, esta es una certificación que intenta involucrar muchos factores(cercanía al metro, estacionamiento de bicicletas etc.) por lo que se hace más confusa de leer perdiendo credibilidad. Por otro lado, la alemana se fija en solo un factor: el menor consumo energético, lo que la hace más confiable.

Actualmente el profesional y su oficina de arquitectura Nicolás del Río Arquitectos Asociados (www.nicolasdelrio.cl), trabajan en importantes proyectos en los que la sustentabilidad y el diseño dialogan de forma armónica, para crear construcciones innovadoras y eficientes.