fbpx

Economía constructiva y de calidad

El arquitecto Cristián Zuleta logró conjugar ahorro y viviendas con mejor estándar de calidad, al incorporar el uso de paneles estructurales Covintec. 
 
La construcción de viviendas sociales son proyectos cuyos costos son bastante altos y los recursos insuficientes o muy acotados, pero es una necesidad urgente para la comunidad. Por esta razón, y apuntando a la innovación de materiales constructivos que mejoren la calidad de vida de los beneficiados de los subsidios y que impliquen un ahorro económico para el Estado, el arquitecto Cristián Zuleta, especificador de proyectos de viviendas sociales de la Municipalidad de Vallenar, trabaja con muros estructurales Covintec en las casas que ejecuta en distintos sectores de la ciudad. 
 
“He llegado a ahorrar más de un mes de trabajo utilizando los paneles”, afirma Zuleta. Armar otra pieza con los restos de las ya utilizadas, la mano de obra, instalación de faenas, gastos
generales, vehículos, maquinarias, transporte, son algunos de los aspectos en los que se logra economizar altamente utilizando Covintec, punto que resulta de suma importancia en la construcción de viviendas sociales en función de hacer rendir lo más y mejor posible el capital.
 
Bien vale el ahorro, pero ¿y la calidad? El arquitecto que ha forjado su carrera en la construcción de viviendas sociales, explica que esta nueva materialidad que se ha incorporado junto a nuevas tecnologías en los proyectos del Fondo Solidario de la Vivienda es muy conveniente económicamente, pero además entrega a los subsidiados una casa mucho más segura y con altos estándares de calidad: un confort térmico que en verano permite conservar las temperaturas frescas de la noche y en invierno el calor del día, grandes propiedades aislantes acústicas, flexibilidad antisísmica, cortafuego, y que cumple cabalmente con todas las normativas que indica el SERVIU.
 
Más de 32 casas han sido construidas en Vallenar con Covintec, incluso muchas que estaban previamente proyectadas en albañilería finalmente fueron ejecutadas con el sistema de paneles estructurales. Ubicadas en distintas poblaciones y centro del sector, son viviendas de 42,66 mt², construidas en pollos y vigas de hormigón armado, en las cuales se montan los paneles de manera perimetral y luego se estuca finalmente generando un muro espeso de 13 cms.
 
Respecto a esto último, Cristián Zuleta cuenta que en la región hay algo de escepticismo en torno a la integración de nuevas tecnologías y materialidades a la construcción, y hacia los paneles por su aspecto liviano similar a la plumavit. Sin embargo, tras habitar las casas, los beneficiarios son los más agradecidos por la resistencia de éstas y por la comodidad y calidad que ofrecen. También, muchos contratistas locales que nunca habían utilizado el material, ya han manifestado su interés en seguir trabajando en licitaciones con Covintec, sobre todo porque la capacitación es bien sencilla y de fácil ejecución.