fbpx

Región del Maule se reconstruye con casas prefabricadas Covintec

Desde que comenzó la reconstrucción de la región del Maule, una de las zonas más afectadas por el terremoto del 27F, diversas iniciativas se han llevado a cabo siendo una de las más destacadas el proyecto de la constructora La Aurora Limitada, que fabricó con éxito 80 viviendas en la comunidad de Licantén. Las “Casas Armadillo” como se les denominó, fueron certificadas por el Ministerio de Vivienda y muy bien recibidas por los beneficiarios. Todas prefabricadas con paneles Covintec fueron diseñadas por el arquitecto Eugenio Urzúa que hoy está dedicado a una segunda etapa de reconstrucción en la misma zona.

La primera parte del proyecto- ya terminada- consistió en la construcción de casas aisladas para la gente que ya tenía terreno, pero que perdió la casa con el terremoto. Esta segunda etapa consiste en la construcción de un loteo en un sitio proporcionado por el Serviu. La urbanización, iniciada a fines de mayo de este año, consiste en el levantamiento de 31 viviendas y una sede social, edificadas con el apoyo del Serviu y bajo el subsidio de reconstrucción del Gobierno.

Para aprovechar el espacio y los terrenos, se decidió que las casas fueran adosadas. Cada una de 50,05 m2 incluye baño, cocina, living comedor y dos dormitorios y son construidas con paneles Covintec Master.
La estructura es de cimiento con cadena armada y el perímetro de la casa, el baño y la cocina son construidas con paneles Covintec mientras que los dormitorios y la techumbre se están haciendo con estructura de acero galvanizado tipo Metalcon. La cubierta por su parte es de duraplancha pre pintada.

El arquitecto Eugenio Urzúa, quien ha edificado más de 110 viviendas sociales junto a Covintec, ya es un usuario acérrimo del material y un partner para la empresa Covintec Chile por su innovadora forma de construir con los paneles de la marca. Lo que hace Urzúa es prefabricar los ejes de la vivienda en su planta ubicada en Rauco para luego enviarlos a terreno. Une los paneles, les corta ventanas y puertas, monta la malla de unión y les agrega una coronación metálica.

Efectivamente el tiempo en el que se realiza el trabajo es mucho más corto con este sistema. La construcción de una casa de este tipo en otro material, se demora en promedio 60 días. Con Covintec el tiempo disminuye a 40 días por vivienda. “Es un sistema que hace que sea mucho más rápido y fácil levantar la casa” reafirma Urzúa. Por otro lado el pre armado es también una ventaja en términos económicos. “Si una constructora tiene un buen sistema de pre armado y de desarrollo rápido de la construcción mejoran los costos”.

Otro de los beneficios de usar Covintec según Urzúa es su resistencia, sobre todo considerando el sector en el que se emplazan estas edificaciones: “al ser una zona sísmica es necesario que la casa sea sólida y eso es algo que hemos logrado con estos paneles” explica el arquitecto. Por otro lado que los paneles sean aislantes térmicos es de gran importancia en una zona húmeda y lluviosa como lo es Licantén. El sistema estructural Covintec es 3 veces más aislante que la albañilería tradicional y 6,5 veces más aislante que el hormigón.

El proyecto habitacional que finalizará en noviembre de 2012 le ha proporcionado a Covintec nuevas posibilidades de participación en trabajos similares en la misma zona.

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?
Hola! ¿En qué te puedo ayudar?