“La rapidez, resistencia y versatilidad me dieron la confianza para elegir Covintec”

Ventajas como la velocidad de edificación y la aislación térmica han hecho que también utilice este material para dos nuevos proyectos de su empresa constructora.


Cuando María José comenzó a idear el proyecto de su nueva casa en el Condominio Algarrobal 2, en Chicureo, no había decidido aún qué sistema constructivo utilizar. Sólo tenía claro que los materiales que seleccionara debían ser de la más alta calidad y responder de forma positiva a las características climáticas del lugar.
Fue así como, luego de investigar y contactarse con gente especializada en la instalación de los paneles Covintec se decidió sin dudarlo. “Era lejos la alternativa más novedosa y la que mejor se adaptaba a la gran oscilación térmica que existe en el sector. Además, la rapidez, resistencia y versatilidad que ofrecían me dieron la confianza para elegirlo en este importante proyecto personal”.

En junio de 2013 se iniciaron los trabajos de su futuro hogar, los que contemplan la construcción de 450 m2 con paneles Covintec, incluyendo fachada, muros, paredes interiores y tabiquería, más un quincho de aproximadamente 50m2 en el jardín. Una casa estilo mediterráneo de un piso, que contará con seis dormitorios en suite; un área de servicio con logia, dormitorio y baño; una sala de estar, comedor de diario, bodega y garaje cubierto; además del quincho con baño y sauna.

A medida que ha ido avanzando la construcción, la arquitecta nos relata que cada día está más sorprendida y satisfecha con la velocidad con la que se ha levantado la casa, “este proyecto estará listo en seis u ocho meses, mientras que con una construcción convencional podría tomarnos casi un año y medio. Que el tiempo baje prácticamente a la mitad ha sido uno de los puntos más importantes que ratifica mi decisión de elegir este método”.

Ella está feliz, porque su casa además contará con una excelente aislación térmica, atributo de Covintec fundamental, dado que en el sector donde estará emplazada, las temperaturas en invierno pueden descender varios grados bajo cero y, en verano, superar los 35 grados. “Qué mejor que llegar a tu casa y que se mantenga siempre a una temperatura de 20° promedio sin necesidad de ningún tipo de calefacción ¡una maravilla!”, comenta. Destaca además que Covintec ha resultado un excelente material en términos de su versatilidad, ya que “se le puede dar distintas formas a los paneles si uno quiere trabajar volados o losas, tiene muy pocos límites”. También resalta sus propiedades antisísmicas que le generan más confianza y seguridad a la hora de habitar el lugar.

Por todos estos beneficios que María José ha podido comprobar en terreno, es que comenzará dos proyectos en el Condominio Algarrobal 2 con su empresa ATM Ingeniería y Construcción (78774424, mjcisa@atmc.cl), utilizando Covintec en su edificación. “La idea es que esta sea mi forma de construir en el sector, donde el resultado final sean casas sólidas que se ejecutan en un corto plazo, con excelentes terminaciones y y materiales de primer nivel”, explica.