fbpx

Discoteque en paneles Covintec aguanta terremoto del 27F

La madrugada del 27 de Febrero de 2010 alrededor de 700 personas bailaban en la discoteque Kamikaze de San Felipe. Pasadas las 3:33 am uno de los movimientos telúricos más fuertes en la historia azota nuestro país, sorprendiendo a los asistentes quienes se divertían en dicho lugar; saldo, todos sanos y salvos y la construcción en pie y sin un rasguño, de hecho es mas; Marcos Zepeda, dueño del centro nocturno estuvo aquella noche y dice que lo único que se le cayó fueron 3 botellas y un cuadro; él destaca; “el movimiento no dejó ni una fisura en todo el local”.

Una de las razones por la cual el ingeniero comercial Marcos Zepeda decidió utilizar paneles Covintec para esta construcción fue su característica antisísmica: “mi objetivo era que fuese una construcción sólida, buena y rápida”. La discoteque, ubicada en el km 13.2 de la carretera Gral San Martín, San Felipe, tiene 1200 m2 construidos en Covintec, dos pisos y casi 12 metros de altura. Todo el muro exterior y el acceso principal fueron construidos con este material. El levantamiento inició en octubre de 2006, duró alrededor seis y el layout del local fue diseñado por su dueño en conjunto con un arquitecto.

Zepeda, hoy dueño de la franquicia Kamikaze de San Felipe, trabajó durante 9 años como gerente de operaciones en la cadena del mismo nombre donde tuvo su primer acercamiento a Covintec. Las primeras veces que guió construcciones en este material fue para ampliaciones en las primeras discoteques alrededor del año 2000, sin embargo esta es la primera vez que utiliza los paneles en la edificación completa. “Este era un predio agrícola, no había nada más que pasto. 

 Entonces tuvimos que sacar tierra vegetal, a hacer fundiciones, levantar estructuras de metal y luego instalar los paneles”. Pese al arduo trabajo que duro alrededor de un año Zepeda destaca: “Es un material fácil de instalar. Acelera el trabajo, el panel no da mayor trámite”. Al haber trabajado antes supervisando la construcción de locales nocturnos, Zepeda ya tenía un equipo listo para construir su propia discoteque que fue apoyado con un instalador de Covintec.

El ingeniero Comercial destaca por sobre todo la versatilidad del material. Pensando en el futuro y en la posibilidad de que su negocio no tuviera éxito Zepeda eligió un material y un diseño de construcción que le permitieran innovar: “Esto era una inversión, yo nosabía si el local iba a dar resultado o no. El local está pensado en ser poli funcional, mañana puede pasar de ser una discoteque a una gran bodega, un packing o un lugar con oficinas”.

Gracias a Covintec queda abierta la posibilidad de transformar la edificación, un factor importantísimo a la hora de emprender en un negocio que siempre es una situación incierta.

 


 

 

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?
Hola! ¿En qué te puedo ayudar?