Covintec: superando la tradición

Una vivienda unifamiliar de 224 m² es el primer proyecto que Ariel Espínola ejecuta íntegramente con Covintec. Una casa estilo mediterráneo ubicada en la comuna de San Esteban, Los Andes, es el comienzo de una nueva experiencia para este arquitecto que decidió optar por la innovación: “acá en Chile los procesos son mucho más tradicionales. La gente no se abre a nuevas técnicas, nuevos conocimientos, sino hasta que han sido aplicados o han tenido una experiencia comprobada que puedan decir sí, esta es”, señala el arquitecto.

De su debut en Covintec sólo tiene buenas opiniones. Si bien Ariel Espínola cuenta que conocía el material desde la universidad, no se le había presentado la oportunidad de utilizarlo. Como proyectista, recibe y acoge siempre las ideas de sus clientes, y en esta oportunidad el dueño de la casa le hizo saber que quería optimizar tiempo, ahorrar, y que el material fuera rápido para construir. Aún con dudas, evaluando, probando, incluso comparando con la competencia, las garantías que ofrecía Covintec en el desarrollo del proyecto eran superiores por lo que lograron la confianza del arquitecto y del dueño.

Rápido de ejecutar. Esa es la principal característica que conquistó a Espínola: “tiene una operatividad mecánica que es muy rápida en el desarrollo general del producto, mucho más que otros materiales. Además es práctico de enseñar y transmitir, y los errores que uno comete son rápidamente controlables y corregibles”. Agrega que es un alivio trabajar con los paneles, pues todo tipo de muebles en obra, losas, volados, salientes, bow window y todo tipo de decoración que puede tener un muro, se puede hacer más fácilmente en Covintec“porque no necesita moldaje o necesita el mínimo y eso es lo que más demora el proceso de ejecución”, comenta.

Respecto del diseño, señala que el material funciona ad hoc con la construcción mediterránea de la casa, ya que como se pueden erigir muebles en obra que dejan el material puro expuesto, se ahorra en espacio y en vista, aportando simpleza a la corriente minimalista con que está diseñada la estructura.

La satisfacción que siente luego de su primer proyecto con Covintec es evidente. Afirma que fue una buena opción utilizar este sistema constructivo y que ya está familiarizado con el producto. Cuenta que el apoyo que le ha brindado la empresa ha sido fundamental: visitas, capacitaciones, recomendación de a posibles clientes interesados en construir con este sistema constructivo; una real preocupación por parte de Covintec para que todo se ejecute y lleve a cabo como corresponde.

Ariel Espínola es un arquitecto que superó la barrera de la tradición muy acertadamente y hoy vive los frutos y beneficios de haber tomado esa decisión. Covintec ha llegado a su vida profesional con muchas innovaciones, y definitivamente mayores oportunidades. Ya tiene dos proyectos más en los que tiene contemplado utilizar el sistema constructivo y espera, gratamente, sean muchos más..