Covintec está preparado para soportar techos de 50 toneladas o más

“Covintec no tiene una parte débil, es estructuralmente igual”, destaca el constructor a cargo del proyecto, Hernán Martínez.

Es factible innovar en construcción aun manteniendo los clásicos diseños de la arquitectura estilo criolla. Esto lo pudo comprobar Hernán Martínez, constructor encargado de la edificación de una casa de 310 metros cuadrados en la comuna de Talagante, que tiene como particularidad su techo de tejas chilenas y la terminación externa de los muros tipo “Guanteado” que simula una casa de barro.

La construcción, que comenzó en mayo del año pasado y cuya finalización está prevista para este mes, ha significado un importante desafío para los paneles estructurales, sobre todo por el techo. “Esta teja chilena antigua puede ser la más pesada del mercado” cuenta Martínez y agrega que, “para este proyecto, Covintec debe soportar por lo menos 50 toneladas”.

construccion en covintecEl producto ha respondido satisfactoriamente a las necesidades de esta ambiciosa obra. Es por esto que el constructor destaca las importantes ventajas estructurales de Covintec con respecto a los otros materiales por los cuales podría haber optado: “La casa funciona de forma pareja, no como con el ladrillo que entre pilar y pilar tienden a agrietarse. Covintec no tiene una parte débil, es estructuralmente igual, no como la albañilería tradicional”, afirma.

A esto suma la capacidad térmica. El profesional ha tenido que dormir en la obra en algunas ocasiones, sin la necesidad de usar calefacción. También en proyectos anteriores, como la construcción de un segundo piso en una casa de albañilería tradicional, se ha dado cuenta de que la sensación térmica entre la primera y segunda planta es enorme, siendo Covintec el que presenta un mejor desempeño.

A raíz de todo lo mencionado anteriormente es que la decisión sobre qué producto escoger para este proyecto no fue difícil para Hernán. “La forma de trabajar es mucho más limpia y rápida, se utiliza menos material, además no hay que comprar fierro para hacer pilar y cadenas, arena, cemento y las fundaciones no deben ser tan grandes porque es más liviano y con menos espesor se cumplen los requerimientos”.

Por tratarse de un material poco común en la zona, los lugareños se han visto sorprendidos por el proceso y resultado de la construcción, casi terminada. Martínez comenta que por lo general la gente está acostumbrada a la tabiquería tradicional, pero cuando ven Covintec tienen curiosidad, ahí él les explica y terminan confiando en el producto.

Covintec logra adaptarse sin dificultad no sólo a estilos, climas y lugares, sino que también a diferentes procesos constructivos, donde su capacidad estructural es capaz de responder a exigentes demandas, que los productos más tradicionales no logran satisfacer.