fbpx

Covintec y la eficiencia térmica, un gran complemento

La “sustentabilidad” y el “ahorro energético”, han adquirido protagonismo en esta primera década de milenio. La toma de conciencia y la búsqueda de una sinergia entre el sistema económico, social y ambiental, es un tema en el que profesionales como Nicolás del Río, trabajan con fuerza. Covintec es hoy, un aporte fundamental y práctico en esta tarea.

Nicolás del Río, arquitecto de la Universidad Católica y especialista en temas energéticos, viajó el año 2009 a Inglaterra para cursar un Máster en Arquitectura Sustentable en  la Universidad de Oxford Brookes en Inglaterra. Para él, uno de los importantes desafíos que tiene la Arquitectura  hoy en día, no solo está en el diseño y habitabilidad, sino también en la responsabilidad en el consumo. Es dentro de este contexto, que Covintec tomó relevancia para el arquitecto: “es un material en sí de una alta eficiencia energética. El hecho de existir en distintas espesores, nos permite jugar con la reducción del consumo energético al interior, lo que se traduce en un mayor confort, mejor calidad del aire, y reducción de costos en  climatizacion en caso de que hubiera que calentar o enfriar la vivienda”, cuenta Nicolás.

El  bajo  factor de transmisión térmica que posee Covintec,  dado por su sistema de capas, con un corazón de poliestireno, es la clave para Nicolás del Río ya que las capacidades de aislación se concentran en un solo material. No es necesario incurrir en distintos tipos de trabajos o mano de obra; ni de fabricar una capa para aislar, otra para darle solidez, u otra para revestir. Todo está resumido en un solo panel, bastante simple en su montaje, y que aparte de ser estructura puede ser tabique, losa, e incluso mueble. Un sistema de poca complejidad, pero gran capacidad.

Entre el 30 y el 70% de la energía se desperdicia por no estar acostumbrados al ahorro. Sin embargo, utilizando materiales como Covintec en la construcción de viviendas, la economía energética se puede aplicar fácilmente porque “muchas veces los mejores ejemplos vienen de soluciones súper sencillas”, señala el arquitecto. Agrega, además, que no es necesario inventar grandes historias entorno al concepto de sustentabilidad. El tema es simple: consumir la menor cantidad de energía al interior de la casa, ojalá con cero gasto en calefacción y cero gasto en aire acondicionado.

Respondiendo a la necesidad de ahorrar y cuidar la energía, Nicolás trabaja en un proyecto de casas prototipo en las que la sustentabilidad se traduce en eficiencia. Son viviendas prefabricadas en Covintec, de 60 y 90 m², de 2 y 3 dormitorios, que se ofrecen para primera o segunda vivienda. Son casas estudiadas desde un punto de vista arquitectónico, de diseño y energético que logran leer de tal manera la orientación del terreno, que captan correctamente la luz y las ventilaciones. La pendiente de 30 grados que posee el cielo, hace que todo el calor que se genera en la primera planta suba en invierno; y para el verano, existe una terraza en el techo de cubierta verde, que es la gran protección del calor en la casa. De esta manera, es una vivienda pensada para aprovechar de mayor y mejor manera todos los recursos naturales y sustentables que reducen de sobremanera, el consumo energético en el hogar.

Aunque este nuevo proyecto se encuentra arquitectónicamente muy avanzado y definido en los dos prototipos de casas explicadas anteriormente, hoy está abocado al desarrollo de una vivienda que, cumpliendo con todos los requisitos de sustentabilidad, sea más compacta y accesible.

Para Covintec, las casas prototipo que Nicolás del Río está desarrollando, han significado abrir una nueva ventana en el mercado por ser un proyecto único en el que se incorpora a un sistema de sustentabilidad, un material amigable con el diseño y el entorno y que no está amarrado ni a formas ni a nichos; un material que puede servir para cualquier tipo de proyecto y con diferentes características.