fbpx

Covintec: mismo confort y calidad de casas de alto estándar, en viviendas sociales

Andrea Saéz, Ingeniero Constructor e Inspector Técnico de Obras del Serviu, a cargo del proyecto “157 viviendas Irarrázabal” recientemente inaugurado el 16 de marzo de este año en Antofagasta, conoce Covintec desde la universidad. Sin embargo, tal como a otros profesionales les ha pasado, no había tenido la oportunidad de aplicarlo en alguna obra ya que tal como ella afirma “yo antes había trabajado en otros proyectos de municipalidades, pero la gente se asustaba al presentarles Covintec porque todavía en Chile existe una mentalidad más conservadora en cuanto a innovar en materiales de última tecnología que no son los tradicionales de siempre”.
 
El proyecto de estos edificios de departamentos sociales de 57 m² está compuesto en su totalidad con Paneles Covintec; muros de primer piso, losa de entrepiso, muros de segundo piso y losa de techo. Sin embargo, por la magnitud del proyecto y las solicitaciones propias de éste, tanto muros como losas fueron reforzados según cálculo estructural con pilares, cadenas y vigas de hormigón armado. Estos elementos estructurales van totalmente vinculados a los paneles Covintec ya que en el caso de pilares y cadenas que están embebidos en la misma estructura de los paneles, generan un aspecto arquitectónico de un muro de hormigón monolítico. En el caso de las vigas de hormigón, éstas se ubican sobre ventanales y reforzando las losas de entrepiso respetando obviamente la arquitectura de la vivienda. 
 
La elección del material se basó en que “pasó por una comisión evaluadora del Serviu, en donde constructores, ingenieros civiles y arquitectos, revisaron y validaron el material de acuerdo a los requerimientos técnicos del Ministerio de OOPP. Luego de todas las pruebas, Covintec demostró a cabalidad que es un material de excelencia y tremendamente resistente”, cuenta Andrea. Además, preferirlo a pesar de ser innovador y fuera de lo tradicional, produjo cuando “nos dimos cuenta que eran paneles muy innovadores, que cumplen con las características técnicas y requisitos del ministerio, pero que además, es una materialidad que lo utilizan en grandes proyecto de 5 mil y 6 mil UF, en casas de muy alto estándar, y que también podían usarlo para ejecutarlo en las viviendas sociales, dándole a la gente las mismas oportunidades de vivir en un casa con la mejor resistencia estructural y capacidad térmica, y que no solo estuviera determinado para  proyectos de gran envergadura y grandes montos. También lo veo como una gran forma de impulsar el desarrollo con nuevas materialidades”. 
 
En el sector están muy satisfechos con los resultados de este proyecto recién inaugurado. Los propietarios que están expuestos a un clima muy húmedo por la mañana y con altas temperaturas por la tarde, agradecen la aislación térmica con la cual sus casas están cubiertas. Además, están a la espera de un gran temblor en la zona, por lo que la flexibilidad y resistencia de los muros ante cargas dinámicas y movimientos telúricos, fue una característica primordial a la hora de aprobar el proyecto.
Finalmente, Andrea Saéz está muy conforme con poder darle a gente de escasos recursos un hogar tan seguro y resistente como las grandes casas, y que los aísla de las altas y bajas temperaturas del difícil clima que hay en las faldas de los cerros de Antofagasta. Como ella expresa “yo como profesional del proyecto estoy segura que el material se comportará como los cálculos y los números lo anunciaron. Pero por sobre todo, estoy muy contenta y espero que  sigan ingresando proyectos con este tipo de materialidad porque significa darle a la gente de escasos recursos, una mejor calidad de vida”.
 
Viviendas Sociales construidas en Covintec