A 10 años del 27F: Covintec confirma su liderazgo en construcciones antisísmicas

Desde hace décadas que en Chile la resistencia sísmica ha sido un tema relevante para el área de la construcción, sin embargo, luego de la catástrofe del 27 de febrero que azotó a gran parte de la zona centro sur de Chile se estableció definitivamente la importancia de que las construcciones y los materiales sean firmes y puedan aguantar sin problemas los movimientos telúricos.

El 27F de 2010 dejó sin hogar a muchísimas familias y por encargo del Estado, distintas constructoras buscaron formas de levantar nuevas viviendas en poco tiempo, pero que contaran con cualidades antisísmicas. Es así como, por ejemplo, la empresa Sacaf, escogió a Covintec como la mejor alternativa para construir más de 100 casas en Villa Prat, zona de la región del Maule gravemente afectada por el terremoto.

Alberto Sfeir de Sacaf señaló ese año que siempre le llamó la atención lo liviano del material y lo fácil que era construir con él. Luego de utilizarlo, comprobó que era un excelente muro que cumplía con todos los requerimientos de aislación térmica y acústica. En ese momento incluso implementaron un sistema que les facilitaba el ensamblaje: “nos asociamos con un taller grande de un colega arquitecto y también constructor. Los muros se arman completos en ese taller y se transportan al lugar del montaje y en uno a dos días tenemos la casa parada. Eso me gusta mucho.”

Un lugar gravemente afectado en Chile por el 27F fue también la histórica iglesia de Santa Rosa de Pelequén. Mientras se restauraba su clásica estructura, el párroco decidió construir un salón multipropósito de 280 metros cuadrados que fue encargado en su minuto al arquitecto Freddy Alvial.

Tras el movimiento telúrico que sacudió la zona, era muy importante que el material a utilizar en el proyecto fuera resistente y de rápida instalación para satisfacer las necesidades de los pelequeninos lo antes posible: “mi experiencia se basa en la rapidez de Covintec porque es un panel que se instala fácilmente, se cubren varios metros cuadrados en poco tiempo y es bien dúctil para trabajar. Si tienes que hacer una bajada que no tenías considerada para poner un codo de conducto eléctrico, por ejemplo, es fácil de hacer”, explicó Alvial.

Para resolver qué material utilizarían para este espacio, el arquitecto señaló que escogieron los paneles Covintec porque además de que era posible envolver la estructura de madera, otorgaba características térmicas, aislantes y antisísmicas a la estructura. De esta manera, los muros perimetrales se adaptaron a todos los requerimientos y a la rapidez que exigía la situación: “la construcción fue bastante rápida y no tuvo mayores complicaciones. El edificio tiene bastante altura y con una estructura menor intermedia se soportó perfectamente. Además, le dimos un revoque de hormigón por lo que la terminación se ve estupenda y en el proceso de construcción funcionó perfecto también”, dijo el arquitecto.

El 1 de abril de 2014, Chile sufrió otro terrible terremoto esta vez en la zona norte del país. En esa ocasión las construcciones hechas con el sistema Covintec nuevamente pasaron la prueba de resistencia.

Hasta esa fecha, en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta se habían construido más de 15.400 metros cuadrados en Covintec en los últimos cinco años, entre viviendas, oficinas, galpones, ampliaciones y tabiquería, las cuales resistieron sin consecuencias este movimiento telúrico. “Según las conversaciones que tuve con algunos de nuestros clientes, como el proyecto Polimetales de Arica y las casas de Víctor García en Iquique, los paneles resistieron el terremoto sin inconvenientes ni consecuencias. Hay que destacar que esta es la segunda vez que logramos una buena calificación tras un episodio tan doloroso como éste”, explicó en su momento Antonio Romero, Gerente Comercial de Covintec.

A través de su malla tridimensional repartida uniformemente que compone su esqueleto en combinación con las cargas de mortero, los paneles estructurales Covintec se plantean como muros de hormigón armado de alta resistencia, los que absorben positivamente los movimientos sísmicos.

Esta cualidad es una de las más valoradas por los clientes. Esto fue comprobado luego del terremoto del 27F cuando la marca realizó una medición entre los profesionales del rubro de la construcción que arrojó que la resistencia sísmica de Covintec es el factor más importante a la hora de elegir los paneles.