Resistencia

Una de las razones que ha llevado a decenas de arquitectos y constructores a inclinarse por el Covintec en proyectos de reconstrucción, es que se trata de un material altamente resistente a condiciones tan adversas como los sismos. Una casa Covintec es capaz de absorber  los movimientos telúricos gracias a su estructura: una malla tridimensional uniformemente repartida combinada con las cargas de mortero. La clave de su alta resistencia radica en el diseño de esta malla compuesta por una triangulación interior continua. Gracias a esta característica, se  logra una óptima transmisión de cargas haciendo que ambas caras del panel trabajen en conjunto y hagan de este un material de construcción más fuerte.

Prueba de la resistencia de Covintec es el condominio Don Carlos de Copiapó, que construido con sus paneles ha resistido sin problemas sismos de hasta 6 grados. Las viviendas, de dos pisos y 140 m2, fueron revisadas por especialistas de la constructora Santa Teresa, quienes pudieron verificar en terreno el buen estado en el que se encontraban luego de los movimientos telúricos: “fuimos a inspeccionar y ni los estucos se cayeron, no hubo ningún movimiento brusco en el material, todo normal y bien. Covintec se manejó perfecto” cuenta Joan Valdivia profesional de obra. Tanta es la confianza que infunde el material que el mismo dueño de la constructora, Ivan Peña, decidió levantar su casa en Covintec.

condominio hecho en covintec Chile

Pero los arquitectos no sólo utilizan Covintec para la construcción de viviendas. Gracias a su alta resistencia en ambientes extremos estos paneles han sido utilizados en ambiciosos proyectos que exigen el uso de materiales confiables y de calidad. Uno de estos proyectos fue la construcción de los Barrios Cívicos en la mina de Codelco El Teniente. Desde 2008 la empresa minera ha construido túneles bajo tierra con Covintec. El constructor civil Carlos Yañez de CY-Celng Ltda.;  fue el encargado de llevar a cabo el levantamiento de dos Barrios Cívicos en la mina El Teniente en los que se utilizaron paneles estructurales de tres metros para oficinas, casinos, salas de reuniones y baños. Satisfecho con el uso del material bajo tierra Yañez comenta: “Los túneles siempre están expuestos a fuertes movimientos por las quemadas, polvorazos y sismos, y este material resiste todas esas presiones de los cerros, a diferencia de los bloques de concreto que se trizan y generan grietas por lo rígidos que son. La flexibilidad en este punto es una característica que le da un gran plus al sistema estructural”.

Además de todo lo anterior, las edificaciones Covintec resisten fuertes impactos según norma NCH 804 E 70, lo que evita las deformaciones: fuego, por ser un muro cortafuego; y agua, por tener un alma de poliestireno expandido que se constituye en una berrera contra la humedad. Condiciones certificadas por la Universidad de Chile (IDIEM) y reconocidas por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU).

Mina El Teniente | Covintec