Dueño de Constructora ByB comenzó como maestro instalador de Covintec

Si hay algo de lo que Fidel Bustamante sabe es de Covintec. Comenzó hace 17 años como maestro instalador y hoy es dueño de ByB Construcciones, empresa constructora especialista en Covintec y principal instalador a nivel nacional. “Recomiendo Covintec porque es un material rápido para construir y muy bueno. Ahora se comprobó con el terremoto su nivel de calidad. Al quedar bien estucado, no hay problema de incendio además”, destaca.

Fidel Bustamante es un ejemplo de cómo las dificultades se pueden transformar en una oportunidad de crecimiento. Comenzó como maestro instalador de Covintec en 1994, luego ascendió a capataz de la empresa constructora con que contaba Covintec en esos años, para luego atreverse a emprender su propio proyecto

“En 2003 Covintec comenzó a concentrarse sólo en la fabricación de paneles para así expandir el mercado y la empresa constructora fue cerrada. En ese cambio, Fidel vio una oportunidad y decidió emprender. Creó su propia constructora especialista en Covintec”, así sintetiza una historia de éxitos y esfuerzos Oscar Zscoche, Product Manager de Covintec.

A cargo hoy de su empresa ByB Construcciones y con un número importante de obras realizadas, Fidel Bustamante mira hacia atrás y se asombra al recordar que él no quería aceptar ese primer ascenso a capataz. “Yo no estaba muy de acuerdo porque éramos muchos instaladores y albañiles. Llevar un control en todo, coordinación con jefes, materiales, etc. Me parecía demasiado en esos años”. Después de la construcción de Sonda en que comenzó como capataz vendrían 11 casas en Colina y otras obras. Bustamante administraba jerárquicamente y estaba a cargo de más de 10 maestros.

Fidel empezó a tomar vuelo, a tomar el gusto a instalar y a administrar. Se dio cuenta de que podía ocupar sus capacidades propias, sin importar que no hubiese un título universitario de por medio”. Cuando la empresa constructora de Covintec se terminó, Bustamante se desempeñó unos meses en la planta, fabricando paneles. Pero lo suyo era el trabajo en terreno.

La idea de independizarse surgió cuando un vendedor de Covintec, le sugirió que se hiciera cargo de dos obras. Había vendido los paneles para estas casas y no había quién los instalara. Bustamante se tomó vacaciones y realizó las dos obras. “Las cobré yo –recuerda- y ahí empecé a tomarle el gusto porque se gana más. Conversé con el dueño y me dio un mes sin goce de sueldo para construir una casa en Los Andes”.

Después de esta experiencia y luego de ocho meses, se independizó. Inició actividades y empezó como contratista. “Lo más difícil fue retirarme, por el miedo a quedarme sin trabajo”, asegura. “Me costó tomar la decisión. Le pregunté a varias personas y a mis compañeros de trabajo. Me dijeron que si trabajaba bien me iba a ir bien”. Se decidió, compró sus herramientas y camioneta mientras trabajaba en la fábrica y luego se retiró. La misma empresa lo empezó a recomendar. “Partí con mi camioneta usada, que me dejaba en panne en diferentes partes y hoy tengo 2 camiones ¾ e instalo Covintec y construyo en todo Chile”.

Después de trabajar un tiempo como contratista, empezaron a surgir más oportunidades y con ello, la inquietud de formar la empresa. Lo analizó con su hijo y con su contador, y hace un año y medio crearon ByB Construcciones.

Para Fidel todas las obras que ha desarrollado son igualmente importantes “Porque todas son distintas y de cada una se aprende algo nuevo sobre cómo instalar el panel: encontrarse con muros de hormigón, con pilares metálicos, de madera. Hay distintas formas de instalar el panel, de hacer los estucos, etc.”. Entre sus obras están: -23 casas en Linares de Serviu que partió de cero, realizando la excavación hasta la llave en mano – Oficinas para Costanera Norte, obra que era supervisada a diario y donde debió cumplir altos estándares de seguridad – Colegio Nazaret, donde construyó el muro divisorio de todo el colegio, 400 metros – Cárcel de Rancagua Actualmente está construyendo un salón multipropósito que Prodalam donó a la comunidad de Pelequén luego del terremoto, contiguo a la iglesia de Pelequén, patrimonio nacional.

Al hacer un balance de su experiencia, relata: “Empecé de cero, ni siquiera conocía Santiago. Y pese a todo, me gustó la independencia. Pienso que se trabaja con más ganas, sin importar la hora o los días feriados, porque es algo tuyo y se gana más”. Destaca que lo que se ha propuesto, lo ha ido logrando, como comprarse su casa, formar su propia constructora. “Mi familia me pregunta cómo armé mi empresa, porque llegué hasta octavo básico. Yo les digo que con esfuerzo y que gracias a los contactos que conocí, todos muy buenas personas: a arquitectos que me recomiendan, a particulares, a Covintec. Muchas personas que me han dado buenos consejos y me han tendido la mano”.

www.bybconstrucciones.cl