Acondicionamiento térmico de viviendas I : Situación actual y futura

Sin duda, la eficiencia energética es un tema que cada día tiene mayor relevancia en el rubro de la construcción, lo que antes se consideraba un lujo o se le veía como “marketing”, hoy los clientes saben que a la hora de decidir el factor eficiencia es fundamental. En Chile el sector residencial-comercial-público consume el 26% de la energía generada y de este porcentaje el 56% se gasta en climatizar.

foto1_7

Fuente: Agencia Chilena de Eficiencia Energética (ACEE)

A pesar de lo anterior, hasta el año 2000 las ordenanzas no contemplaban ninguna medida de acondicionamiento térmico. Después de ese año se exigió aislar térmicamente las techumbres y desde 2007 se exige aislar la envolvente completa. Sin embargo, pronto las exigencias aumentarán ya que desde el 2013 el MINVU y el Ministerio de Energía implementaron la certificación voluntaria de viviendas nuevas, a la que se agregarán las existentes, para que finalmente sea obligatorio.

Foto2_7

Fuente: Manual de Acondicionamiento Térmico CCHC

 

Calificación Energética de Viviendas

Esta calificación se divide en 7 niveles que van desde la A (mayor eficiencia) hasta la G (menor eficiencia), la letra E representa el estado de la construcción actual por lo que el trabajo a realizar para lograr una mejor calificación involucra un cambio en la forma como se han estado haciendo las cosas, es por eso que es fundamental que todos los actores que de un proyecto, desde la etapa diseño (arquitectos, especialistas), construcción (constructor, técnicos, instaladores) hasta el cliente final (mantenimiento, uso correcto) actúen de forma coordinada. Hoy en día se puede precalificar una vivienda antes de su recepción para evitar tener que hacer correcciones una vez terminado.

Beneficios

Una vivienda con una mejor calificación energética podrá reflejar un ahorro energético en las cuentas de los servicios de agua caliente sanitaria, calefacción e iluminación.

A     Una vivienda calificada con letra A puede alcanzar ahorros de hasta un 80% respecto a la vivienda base.

B     Una vivienda calificada con letra B puede alcanzar ahorros de hasta un 60% respecto a la vivienda base.

C    Una vivienda calificada con letra C puede alcanzar ahorros de hasta un 50% respecto a la vivienda base.

D     Una vivienda calificada con letra D puede alcanzar ahorros de hasta un 30% respecto a la vivienda base.

E     Vivienda de referencia, consumo promedio país: 192 KWh/m2 año.

Foto3_7

Fuente: Calificación energética de viviendas, MINVU

Todas estas herramientas permitirán a los usuarios tomar mejores decisiones en el proceso de compra, debido a que no solo influirá en el precio de la obra, sino en los ahorros que puedan conseguirse a futuro en calefacción, así como también en la sensación de confort térmico.

Aunque el MINVU tiene reglamentadas las exigencias, existe aún desconocimiento de cómo lograr construcciones acordes a las nuevas exigencias y en general se siguen utilizando las mismas técnicas y materiales del pasado pero que no son las más eficientes.

En este contexto, Covintec Chile en su constante innovación y desarrollo para la eficiencia energética en viviendas ha desarrollado una alianza con Efizity, empresa de servicios en el área de la eficiencia energética y de sustentabilidad con más de 1.000.000 de m2 asesorados. Juntos ofrecen al mercado la asesoría y calificación energética de sus proyectos, para hacerlos más eficientes en el consumo de energía. Prueba de ello es el caso de la Casa Kovacevic, evaluada por Efizity, donde se llegó a letra B para una zona 3 en Chicureo. Puedes obtener más información aquí.

Efizity Covintec Termomuro

Fuente: Efizity

En los próximos artículos analizaremos qué significa en términos prácticos “acondicionar térmicamente una vivienda” y contar con las herramientas para tomar buenas decisiones en la implementación.